QUITAR GOTELÉ

Tenemos dos soluciones que son fáciles pero muy engorrosas. Una de ellas es cuando adquirimos una vivienda de nueva construcción puede ser que no este pintada con pintura plástica, si es así mojaremos la pared con mucha agua, utilizando una esponja y con mucho cuidado de no hacer agujeros rasparemos suavemente con una llana. Una vez quitado todo el gotelé aplicaremos como imprimación una mano de pintura plástica, estó nos hara que podamos ver todas la imperfecciones que haya en la pared y poder repararla con masilla. Después de esto se lijará la superficie y volveremos a aplicar dos manos de pintura en blanco o color.  Por norma general esta técnica no se utiliza ya que todas la viviendas en su mayoria están terminadas con pintura plástica.

La otra manera, enlucir las paredes, es la que habitualmente conoce todo el mundo y la que se suele realizar siempre, pero si estamos viviendo en la casa hay que pensarselo. Para este sistema utilizaremos una masilla para cubrir gotelé o masillla de renovación como se conoce en el mercado.  Esta masilla que puede ser lista al uso o en polvo para añadirle agua esta preparada para adherirse sobre cualquier pared que esté pintada pero aún asi hay que lijar un poco el soporte. Como he dicho antes hay que pensarselo bien porque hay que enlucir las paredes hasta cubrir totalmente el gotelé, eso quiere decir dos o tres manos de masilla. Una vez que esté cubierto se procederá a lijar para quitar imperfecciones o surcos de la llana. Para ello podemos utilizar esponjas o tacos de lija o mejor aún una lijadora orbital con sistema de aspiración la cual nos agilizará el trabajo. Con un cepillo de escoba nuevo quitaremos todo el polvo generado en la superficie para dejarla lo más limpia que podamos y asi conseguir un acabado perfecto. Aplicaremos como imprimación una mano de pintura plástica mate muy diluida (20-30%)  para tapar bien el soporte  poroso. Con está mano de imprimación todas las imperfecciones, como pequeños surcos o desniveles que hayan quedado saldran a la vista, cogeremos un poco de la misma masilla y se repararán. Hay que tener muy en cuenta que es casi imposible dejar una superficie lisa perfecta, quiero decir como si se tratara de un cristal sin imperfecciones ni nada de nada. Aclarado esto, seguimos. Tapados esos fallos y con la pintura diluida se aplicarán dos o tres capas más hasta que la superficie este totalmente cubierta. Sabemos que para pintar una pared lisa utilizamos un rodillo de pelo corto o antigota, pero con rodillo tipo velour es muy aconsejable. Probadlo. De todas maneras el secreto para que una pared lisa quede bien pintada y sin que se noten las huellas del rodillo es diluyendo la pintura un poco más de lo normal. Esto hará que el producto nivele mucho mejor y la aplicación será  más fácil aunque nos dará la sensación de que la pintura no cubre, por eso debemos aplicar alguna capa más, pero el acabado sera de lujo

Pinturas plásticas

Revestimientos

Productos para madera

Pintura industrial

Pintura decorativa

Papeles pintados

Revest. decorativos

Maquinaria

Herramientas

Articulos para decoración