ANTES...

Unos buenos preparativos son fundamentales para hacer un buen trabajo de pintura. Aunque parezca una tarea pesada debemos proteger con plásticos los muebles, el suelo y con cinta adhesiva todos los objetos como marcos, llaves de luz o rodapiés delimitando así la zona que vamos a pintar. La tarea de tapar todo aquello que se pueda manchar nos hará que trabajemos rápido y de una manera más sencilla y sobre todo a la hora de limpiar llegaremos a la conclusión que el tiempo que hemos tartado en tapar todo lo que se podría manchar será mucho menor que si tuvieramos que limpiarlo todo. 

A continuación ya está todo preparado para empezar a pintar, es cuando cogeremos la pintura que hayamos elegido y la diluiremos con agua entre un 10-20%, esto nos ayudará a que la aplicación sea más fácil. De no ser así observaremos que extender la pintura será mas costoso. Un consejo, el agua para la dilución de la pintura que sea de botella o descalcificada ya que a la hora de guardar lo que nos sobre con este agua no se deteriora la pintura, sin en cambio con agua normal de grifo al contener cal esto hace que al poco tiempo se estrope la pintura y huela mal.

Pinturas plásticas

Revestimientos

Productos para madera

Pintura industrial

Pintura decorativa

Papeles pintados

Revest. decorativos

Maquinaria

Herramientas

Articulos para decoración